trieste italian schoolTrieste es la ciudad:

  • de los escritores: Joyce, Rilke, Svevo, Saba, Magris, Heinechen
  • de los café históricos
  • del mare y de las playas escondidas
  • de los paseos en la naturaleza del Carso
  • del castillo de Miramare y de los palacios asbúrgicos
  • del arte contemporánea
  • de la vela
  • de las sinagogas y de las iglesias ortodoxas
  • de la ciencia

Puerto sobre el Adriático, entre mar y Carso, entre Italia y Eslovenia, Trieste es una ciudad de frontera y de respiro internacional.

Svevo y Joyce: se puede comenzar a explorar Trieste a través de sus lugares svevianos.  La ciudad ha preservado sus lugares, es la ciudad de Zeno, Emilio, Alfonso y Angiolina y de otros personajes de la literatura Triestina. Los podemos imaginar juntos cuando entramos en un café o en un teatro, cuando paseamos por las calles o las plazas, cuando nos aventuramos por el Carso o por el paseo marítimo. El Café San Marco, el Teatro Verdi, el Muelle Audace y la Biblioteca Cívica nos hablan todavía hoy de aquel tiempo.

Visita los museos de arte antiguo y moderno de la ciudad.

Haz un paseo entre el mar y el cielo a lo lardo del sendero Rilke, visita el Carsiana, el jardín botánico, la Gruta Gigante, atraviesa la frontera caminando entre Italia y Eslovenia o prueba uno de los productos de las ‘osmizze’ que se encuentran a lo largo del Carso. O bien, a lo largo de sus calles, los mercados de antigüedades, la sinagoga, la iglesia ortodoxa, la iglesia evangélica, el Colle San Giusto,

Sole y mar, aprovecha del Parque de Miramare, descubre las playas escondidas alrededor de la ciudad.

Gastronomía

Las numerosas "almas" de Trieste influencian la vida cotidiana con las costumbres de los numerosos pueblos que, a lo largo de los siglos, la han habitado y que todavía hoy la caracterizan: la cocina propuesta en los "buffet” ciudadanos, locales típicos de ascendencia centroeuropea, son una sabia y perfumada fusión de las tradiciones locales, austríacas y eslavas. Los bocadillos aún hoy están hechos con carne de cerdo hervida en la clásica caldera y con jamones cocidos, crudos y en costra, salsichas, tal vez servidas con chucrut, salsa al rábano, paprika o comino. Como primer plato se aconseja la jota, una sopa preparada con cuero de cerdo, patatas, porotos y col agrios, o bien el goulash, el mondongo o el sguazeto, un estofado de ternera. Entre las especialidades encontramos también los ñoquis de pan y jamón, aquellos con mermelada o rellenos con las ciruelas secas.

Recetas venetas y vinos

Recetas venetas a base de pescado son el brodetto (sopa), los risottos (arroz) y los "sardoni in savor" (sardinas): del interior provienen las ensaladas (la achicoria, la rucola, los bruscandoli -hortaliza selvática- y sobretodo los vinos que, en la mesa, se alternan con la cerveza. El vino local con Denominación de Origen Controlada es el Terrano, tinto e intenso: para hacerlo conocer ha sido instituita desde el 1986 el Recorrido (Strada) del Vino Terrano, que va desde Opicina hasta Visogliano. En las tavernas/hosterías (trattorie/restaurant de pastas y comidas típicas locales) de la provincia se pueden degustar otros vinos D.O.C. del Carso: el Tinto, el Malvasia y el blanco Vitovska Garganja.

El altiplano

Los campesinos del altiplano, a los cuales había sido concedido el permiso, con el decreto imperial, para vender libremente los proprios productos por un período de ocho días al año, organizan las conocidas “osmizze", donde es posible gustar de vinos y especialidades locales: producciones típicas son también aquellas de los quesos Tabor, en Monrupino, y de miel, en San Dorligo.

Los dulces

Los reposteros triestinos ofrecen exquisitas variantes locales de los más famosos dulces y postres austríacos (la "sacher", los krapfen, el strucolo cocido, el strucolo de pomi (variante local del strudel) y los chiffeletti, pequeños dulces realizados con una masa a base de harina, huevo y patatas y fritos en aceite.

Los dulces y postres de las festividades

En el período pascual se puede gustar de la pinza, un pan dulce leudado que aún hoy muchas mujeres realizan en casa y que llevan luego a cocer en los hornos de las panaderías; sus variantes más apetitosas, como la titola, contiene también un huevo duro, la putizza (azúcar glasé) y el presnitz (pan dulce relleno de fruta seca y abrillantada). Tipicas del carnaval, en cambio, las fritole, particulares masas fritas redondas rellenas y las fave, piequeños dulces redondos a base de almendras y aromas.

Los cafés

Existe también la Trieste de Joyce, Svevo y Saba, el puerto animado de voces y sabores exóticos, los espléndidos café que para los triestinos son propios y verdaderos salones, donde es posible discutir, trabajar, escribir, leer y estudiar.

Boletín de Noticias

Folleto Informativo

it es uk de fr cn jp br ru tk

Back to top